jueves, 27 de julio de 2017

Las famosas cascadas de Hierve el Agua


Hierve el Agua es un lugar situado cerca de la ciudad de Oaxaca, México. Es un sistema de cascadas petrificadas, formadas por carbonato de calcio. Las cascadas son de origen natural y se formaron hace miles de años, por el escurrimiento de agua con alto contenido de minerales. Es también un lugar de interés arqueológico, pues posee un complejo sistema de irrigación y terrazas construido por los zapotecas hace unos 2500 años aproximadamente.
El manantial que dio origen a las cascadas se aprovechó para formar una gran alberca que actualmente funciona como balneario natural por sus aguas termales. Además, en la zona hay algunas pozas naturales excavadas desde donde pueden observarse muy bien las cascadas petrificadas.
Las aguas termales, la belleza natural y el sitio arqueológico han permitido que hoy sea un sitio de interés ecoturístico. Es un sitio realmente fascinante por sus dos caídas de agua hechas de rocas. Ambas cimas se elevan por encima de los 50 metros desde la base del valle, con una formación rocosa que baja doce metros y la otra baja treinta metros. La de doce metros es llamada “Cascada Chica” y fluye por una base que tiene cerca de sesenta metros de ancho. La otra, “Cascada Grande”,  El agua tiene una temperatura que va desde los 22ºC hasta los 27ºC. Conforme el agua fluye hacia debajo desde la cara de la roca, esta forma largas estalactitas similares a las que se encuentran en las cavernas. También son conocidas como las "Cascadas de Sal". 
Os dejo con una recopilación de imágenes del lugar: