jueves, 15 de junio de 2017

Una mirada al Templo de Kukulkán...


Hoy quiero hablados del precioso Templo de Kukulkán, también conocido como la Pirámide de Kukulkán. Este edificio está ubicado en la península de Yucatán, fue construido en el siglo XII d. C. por los mayas itzáes en su capital, la ciudad prehispánica de Chichén Itzá en el siglo VI d. C. Este monumento también es conocido por el nombre «El Castillo», término que utilizaron los españoles en el siglo XVI, buscando alguna similitud arquitectónica conocida en el continente europeo. 
Como podemos apreciar en la imagen, su diseño tiene una forma geométrica piramidal, cuenta con nueve niveles o basamentos, cuatro fachadas principales cada una con una escalinata central, y una plataforma superior rematada por un templete. En esta construcción se rindió culto al dios maya Kukulkán cuya figura estaba muy relacionada con el símbolo de una serpiente, razón por la cual se pueden apreciar motivos serpentinos en la decoración arquitectónica. La alineación de la construcción de la pirámide permite que se puedan observar diversos fenómenos de luz y sombra, los cuales se producen en su propio cuerpo durante los equinoccios y solsticios cada año.
En 1988, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), declaró a la ciudad maya de Chichén Itzá como Patrimonio de la Humanidad. Casi 20 años después se llevó a cabo una «elección mundial», para elegir a las Nuevas maravillas del mundo moderno, la ciudad maya resultó ganadora y desde el 7 de julio de 2007  y fue declarada como una de las «Nuevas 7 maravillas del mundo contemporáneo». Cabe mencionar que fue esta estructura —y no el sitio arqueológico en su totalidad— la que resultó ganadora.
Si comparamos esta pirámides con otras también conocidas, nos damos cuenta que es relativamente pequeña: en cuanto a la altura, la pirámide de Keops mide aproximadamente 147 m y la del Sol, 65 m sin incluir los supuestos 10 metros que tendría su templete; por su parte la altura de la pirámide de Kukulkán alcanza los 24 m hasta la plataforma superior, más 6 m de su templete para lograr 30 m como máximo. La base de la construcción egipcia tiene medidas aproximadas de 226,5 m, mientras que la del Sol alcanza los 225 m. Por su parte la pirámide de Kukulkán sólo mide 55,3 m en las bases de sus fachadas.

La cultura maya utilizó un calendario agrícola solar al que llamaban Haab, el cual cuenta con 18 meses o uinales, cada uinal tiene 20 días o kinesEl templo de Kukulkán cuenta con cuatro escalinatas, cada una de ellas tiene 91 escalones, de esta forma suman 364 y considerando la plataforma superior del templo tenemos un total 365 unidades que representan los días del Haab. El templo tiene 9 niveles o basamentos, si se observa de forma frontal cualquiera de las fachadas, al tener al centro de la vista la escalinata, se puede multiplicar el número de basamentos x 2, dando como resultado el número 18, correspondiendo así a los 18 uinales del Haab. Como ornamentación el edificio tiene 260 cuadrángulos que coinciden con el número de días del calendario Tzolkin.